martes, 23 de septiembre de 2014

TRATAMIENTO EN DEGLUCIÓN ATÍPICA


El tratamiento logopédico más eficaz en deglución atípica es la terapia miofuncional, dicho tratamiento es multidisciplinar, ya que el odontólogo interviene en muchos de los casos, para que sea efectivo.
 
Con la Terapia miofuncional, lo que pretendemos es lo siguiente:
-         Trabajar patrones musculares inadecuados, mejorando la musculatura orofacial.
-         Evitar malos hábitos: Respiración oral, postura inadecuada, deglución incorrecta...
 
Para mejorar lo anterior, trabajamos varios aspectos: labios, lengua, respiración y deglución.
 
Labios:
En la mayoría de los casos de deglución atípica, los labios se encuentran abiertos y esto hace que la respiración sea bucal, dando lugar a sequedad de garganta y labios, además de tener poca fuerza en los labios (labios hipotónicos).
Por lo tanto, se trabaja mediante praxias para que los labios permanezcan juntos la mayor parte del día y a la vez fortalecerlos.
 
Imagen cedida por: www.ortodoncia.ws

Lengua:
Puesto que la lengua es la principal responsable de la mala deglución, ya que es la que hace todo el proceso de deglución, se trabaja también mediante praxias, pero en este caso, linguales, para que su lengua se sitúe arriba, justo detrás de los incisivos superiores (paletas), en lugar de estar apoyada en los incisivos inferiores. Todo este proceso con los labios siempre juntos.
 
Imagen cedida por: www.pinterest.com
Respiración:
La respiración en estos casos, suele ser bucal, debido a que, como hemos comentado antes, la boca se encuentra abierta. Se trabaja este aspecto, realizando ejercicios para corregir la respiración inadecuada. Para que la respiración sea correcta, debe ser diafragmática.
 
Deglución:
Para trabajar la deglución, es conveniente empezar con alimentos sólidos, después semisólidos y por último líquidos. Se trabaja con unas gomitas de ortodoncia y el ejercicio consiste en colocar el alimento en la zona media de la lengua, a continuación se coloca la gomita en la punta de la lengua, después se lleva la punta de la lengua a la parte inicial del paladar, es decir, donde se encuentran los incisivos superiores, y por último se traga el alimento sin mover la lengua.

 Estos ejercicios se realizan primero con una gomita y después se van aumentando, una vez que se consigue tragar el alimento correctamente con las gomas, se comienza a trabajar la deglución de manera normal.
 
 Imagen cedida por: www.ortoarea.com
 
Es importante tener en cuenta que hay que trabajar los ejercicios, no solo en las sesiones de logopedia, sino también desde casa, es decir, de manera simultánea, ya que lo que se pretende es que el hábito de deglutir adecuadamente sea automático y así realizarlo correctamente a la hora de ingerir alimentos.
 
 
Carolina González Fretes
Logopeda


No hay comentarios:

Publicar un comentario